Nuevo Contenido: Social Media

En tiempos de cambios, es necesario darle una vuelta a lo que estamos haciendo, cuestionarnos si lo estamos haciendo bien, si realmente somos un aporte para nuestros seguidores, qué valores estamos transmitiendo y cómo impacta en ellos de forma positiva.

Si revisan mis entradas anteriores, hace un tiempo que empecé a cuestionarme muchas de las cosas que estaba haciendo en mi cuenta personal; trabajé con marcas, acepté canjes y no me sentí bien haciéndolo. Para mi no era suficiente la retribución material, había algo más que me hacía dudar.

¿De qué forma estoy influenciando?

Estaba ocupando mis redes para promocionar productos que no necesitamos y creando más necesidades en las personas de las que ya tienen.

Así empecé a hacer pequeños cambios y renuncié a esas marcas. Pasé un tiempo con algo de desinterés por Instagram, nada de lo que estaba haciendo tenía una misión concreta, más que mostrar las cosas que me gustan, cómo me visto, la decoración de mi casa, que son cosas que disfruto hacia adentro.

Siempre quise ser una fuente de ideas para otras personas, porque yo uso mucho Instagram para eso, para tomar ideas tanto para mi trabajo como para cultivar mi estilo de vida.

Pero aún seguía ahí ese vacío y constante búsqueda.

Con todo este cambio social y emocional que he estado experimentando, donde he estado súper involucrada, mostrando mi visión a través de mis redes sociales como también participando de las marchas, más ideas han venido a mi mente.

He tratado de tomarme esto como algo positivo y sigo buscando mi misión. Todavía estoy un poco confundida, pero creo que es hora de traspasar a través de mis cuentas, lo que he aprendido en estos 7 años trabajando en un rubro egoísta, superficial y ególatra, que debe cambiar.

En este nuevo camino, que quiero compartir con ustedes, quiero descubrir la forma de cambiar la publicidad en redes sociales para ser un aporte real. Todo el trabajo que haga con mis clientes, se los voy a compartir acá para que ustedes mismas puedan ir aplicándolo en sus redes sociales propias.

¿Es posible que el marketing digital pueda ser un aporte para la sociedad, sin generar consumismo y falsas realidades?