Me cambié a los cepillos de bambú

Hace varios meses decidí dejar los cepillos plásticos y cambiarme a los de bambú, con muy poca información. De hecho no sabía si estos iban a limpiar bien, si las cerdas iban a durar o si la madera no se iba a pudrir o poner negra.

Me lleve una súper sorpresa con este hermoso invento para ayudar al planeta, aunque me costó un poquito acostumbrarme al contacto de la madera con la boca, se siente así como seca, por lo que recomiendo mojarlo antes de usar.

¿Se imaginan todo lo que hemos contaminado durante todos estos años con nuestros cepillos plásticos y las cajas plásticas que los envuelven? Cómo no nos dimos cuenta de lo que le estábamos haciendo a la tierra antes.

En fin, nunca es tarde y todo pequeño cambio es un aporte, por eso quise probar los cepillos de bambú y me llevé una gran sorpresa porque limpian súper bien, duran muchísimos más que los otros y cómo saben lo que me importa la estética en todo, son mucho más hermosos.

Así, convencí a Gino de probarlos, y ese si que es el monstruo destructor de cepillos de diente, pero como pueden ver en la foto, luego de varios meses su cepillo está intacto.

Para presentarlos con fanfarria, busqué más atributos de esta maravillosa creación y se las enumero a continuación:

  • Son compostables, puedes sacarle las cerdas con un alicate y luego enterrarlos en el patio o en la maceta de una planta.
  • Son hechos de bambú, una de las plantas que crece con mayor rapidez en el mundo.
  • Comprobé yo misma que no se pone negro, porque el bambú tiene propiedades antibacterianas y de autolimpieza.
  • Usando estos cepillos estarás ayudando a disminuir los desechos plásticos en el mundo.
  • Puede ser una de tus primeras acciones de cambios de hábitos para el 2020, el más fácil a mi gusto.

¿Dónde pueden encontrarlos?

Hoy hay muchas tiendas eco-amigables en Instagram, que venden muchos productos que buscan cumplir funciones similares, disminuir desechos y disminuir el impacto en el planeta. Lo bueno es que marcas como Colgate igual se unieron y lanzaron su propio cepillo de bambú, que es el que aparece a la derecha en la foto. Lo bueno es que lo venden en el súper y también podrán buscar otras alternativas en las farmacias.

Otro cambio que hice este 2020

Después de muchos años usando pétalos desmaquillantes desechables, encontré esta fantástica idea en Instagram. Ahora uso los pétalos 100% algodón de Simple Hábito y encuentro que limpian mucho mejor que los otros.

Los usas y los puedes echar a la lavadora o lavarlos a mano. Yo prefiero en la lavadora porque quedan bien manchados con la base y la máscara de pestañas.

083F3F34-333D-444B-97C8-7B2320EA0125.JPG

Si quieren empezar por algo, estas son muy buenas ideas porque es solo comprar una alternativa más amigable a lo que siempre sueles usar.