(En la foto: Yo hace 1 mes, cuando todo estaba bien).

Constantemente me pregunto… ¿Qué le paso a este año? Sin darnos cuenta estamos inmersos en una crisis social que inevitablemente nos afecta en nuestra vida personal.

Pero lo mío empezó antes. El otro día tuitié todo lo que extraño mi vida de hace 1 mes. Sin tener mucha consciencia de cómo vivía el resto, yo vivía bien, todo estaba bien acá. No nos faltaba nada, estábamos tranquilos, sin problemas y disfrutando esa tranquilidad. Una vida privilegiada, sí, pero a costa de mucho trabajo, estrés y poco tiempo.

Estos últimos 4 años han sido los mejores de mi vida, porque por fin logré tener estabilidad en todo ámbito. Me costó mucho sacrificio, esfuerzo y valentía, llegar a ese nivel. Ahora, de repente y sin darnos cuenta, un remezón interno y externo se hacía mostrar sin ningún tipo de consideración.

Todo está alterado; el tiempo, los hábitos, la gente y el ambiente. Nos toca directa o indirectamente y aunque queramos evitarlo, no se puede.

Personalmente, siento inestabilidad en mi vida, que he podido controlar gracias a todo lo que antes, alguna vez aprendí. Nunca he dejado de ser humilde, agradecida, amable con toda la gente, cariñosa si tengo la confianza, preocupada por las personas que me rodean, empática con los problemas del resto, muy flexible y comprensiva. Porque para mi no hay nada que no tenga solución, porque todo se puede conversar, porque no me gusta ser estricta ni conmigo ni con nadie. Porque la vida es para vivir felices y disfrutarla, sin tener conflictos con nadie, sin arruinarle el día a nadie.

El problema es que nadie es como uno y muchas veces te van a desilusionar porque no van a responder con la misma energía que tu pusiste.

Yo estoy desilusionada, porque a veces por ayudar al resto u ocupar mi tiempo en ponerle atención al resto, me he abandonado a mi misma. Me he dado cuenta que todo este tiempo he trabajado por un objetivo en común con otras personas y no por mi meta personal, me he dejado de lado, sin preocuparme por mi salud física y mental, entendiendo al resto pero dejando de atender mis aspiraciones.

Es importante darse el tiempo de analizar lo que uno esta viviendo, para tener claridad y tomar decisiones bien argumentadas.

Es importante informarse, hacer preguntas y escuchar opiniones de otras personas.

Es importante pedir ayuda cuando es necesario, ir a terapia, preocuparse por la salud mental y evitar todo lo que nos gatille sentimientos negativos.

Es importante ser valientes y tomar decisiones drásticas para no seguir viviendo y sintiendo lo mismo, pero para esto es necesario tener claridad.

Es importante dejar ambición de lado y dejar de cargarnos con trabajo mal remunerado y malas relaciones laborales.

Estamos viviendo tiempos donde ahora nosotros somos los importantes, donde la vida, nuestros derechos y la igualdad toma prioridad, donde no es justo que otras personas gocen de más privilegios que tú, no tienes porque aceptar más eso.

Desde ahora, reclamaremos lo que nos corresponde y nos haremos respetar, y esto cuenta si estás viviendo una crisis personal o si estás en crisis con tu actual situación laboral, social o a nivel país.

Todo va a estar bien, todo volverá a su equilibrio, vive este momento como un nuevo inicio y usa todos tus valores y principios para construir tu nueva vida.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.