Revuelo mediático y social por la llegada del gigante H&M a nuestra pequeña y humilde ciudad. Los que han viajado saben que en las ciudades más desarrolladas hay una tienda de esas por cuadra, lo que genera aún más adicción dejar pasar alguna. O por lo menos eso me pasó a mi en NY.
Quise mantenerme lejos de esa ola de comentarios absurdos que aparecieron el 12 de octubre, sobre la apertura de H&M y sobre todo por la fila de 2 mil personas que se armó desde la noche anterior.
Contextualizo la apertura, pero no quiero caer en lo mismo.
Yo quiero ser honesta y contarles que justo me tocó trabajar con la marca para este hito. Esto me entusiasmó desde un principio. Me llamaron mencionando esta ridícula consigna “Cami, esto es administrar el éxito”. Y claro, relacionarte con una marca muy reconocida a nivel mundial, tiene lo suyo.
La Reacción de la Prensa
Hace 5 años que trabajo en  pedirle  favores a la prensa. Que te publiquen sin cobrar me parece una patudez, pero pega es pega. Hay medios más pequeños que publican todo sin cobrar, hay otros que jamás publican por ser un tema “comercial”. Porque netamente quieren venderle espacios publicitarios a la marca: páginas completas, sociales, etc.
Con H&M nunca creí que todos se tirarían al suelo. Todos querían publicar, todos pedían información y querían asistir al evento. Demostraron mucho más interés de lo que esperaba y me sentí “como administrando el éxito”.
Yo los valoro en serio;  sin la buena disposición de un periodista, sin el alcance de su medio, no llegaríamos a ningún lado. Y por lo mismo, creo que el trato hacia ellos es mucho más importante que a un invitado. Siempre la prensa debería tener un lugar privilegiado, incluso con beneficios.

Vip Night
La prensa se volvió loca porque no pudimos hacerlos entrar en primera instancia, porque tenían que entrar los invitados primero. Fue una noche de dar explicaciones. Cuando entraba a la tienda no podía concentrarme en la ropa, ni en nada.
Los periodistas que tuvieron paciencia pudieron entrar, disfrutar de la comida, la música y sacar sus cuñas y monos.
Los invitados se pusieron encima todos los brillos que pillaron en sus casas. Y me encantó que fuera así y que disfruten, porque esto no pasa seguido. A mi gusto el evento fue bien logrado. La producción de Sono impecable, la Banqueteria de Paola Pezzani fue abundante y rica (por lo que me comentaron). La convocatoria fue efectiva. No tengo nada que decir, sólo espero que esto se repita porque lo merecemos.
 
La Tienda
Esa noche no pude apreciar absolutamente nada de la tienda. Así que volví ayer, y seguía siendo una locura la cantidad de gente. Pero soy muy honesta; la tienda es la raja. 
Hay mucha ropa bonita, de buena calidad, super trendy, la última chupá del mate. O es que yo soy rayá con H&M. Tal como me rayé en NY entrando a cada tienda que encontraba.
También puede que yo esté muy a la moda, porque me gustó todo. No me cuesta confesarlo.
Para terminar, concluyo que tenemos suerte de tener H&M en una ciudad como Conce. Y qué fue un placer trabajar para Alta Comunicación y H&M. ¡Bienvenidos a Concepción!
Posted by:C.

31, vegetariana. Escribo columnas con la mayor naturalidad posible. Desde Concepción, Chile. cami@basegestioncreativa.cl

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.