Must: Airmax

Si hay algo con lo que no transo y que además, se ha convertido en una afición, es mi elección de calzado. Hoy les voy a escribir de algo que me encanta, las zapatillas.
Para ser sincera, no soy muy consumista, compro sólo cuando me hace falta algo o para alguna ocasión en especial. La lata es que siempre necesito zapatillas, son tan versátiles para lograr looks distintos, que siempre siento que me falta un modelo en especial.
Airmax
Todavía no las tengo y serán mi próxima adquisición. Estas Nike clásicas nacieron el mismo año que yo (1987) y fueron las primeras en mostrar una unidad de aire visible. Gracias a la tecnología inventada por el diseñador Tinker Hatfield, inspirado en el centro Pompidou en Paris, un edificio cuya arquitectura tiene sus mecanismos a plena vista.
Con los años, intentaron perfeccionar cada vez más los modelos, con un mayor volumen de gas inerte encapsulado en su interior, innovando en la amortiguación y probando incluso, aire de 180 grados visible en las Airmax del 91′. Que ganas de tener una réplica de éstas (pueden verlas en la gráfica). Para este modelo, Hatfield, se unió con el diseñador de las Air Force 1. Qué bomba!!!
Con la evolución de la tecnología, lograron mostrar la amortiguación de la forma que quisieran, así se vería en las del 93′ en 270 grados, cuático.
En el 95′, lanzaron el modelo que arruinaría todo, para mi gusto. Con amortiguación incluida en la parte delantera, inspiradas en la anatomía humana. Estas Airmax se convirtieron en un clásico, de gusto masivo y dio paso a un nuevo modelo que tendría aire en la planta completa. Mucho más deportivas y un ícono de fines de los noventa, diseñadas para la velocidad y el running.
Después nada fue lo mismo, no se qué modelo es más feo y flaite. Las Airmax, después del 2003, se fueron adaptando a la tecnología y el 2015 logran la amortiguación más flexible en la historia de Nike. Con el logotipo de swoosh al revés, mostrando el lado rebelde de Airmax.

Podría decir, que luego de 20 años, recién estamos volviendo a los orígenes y a lo vintage. Todo un acierto de Nike, rescatar un boceto abandonado del proceso de diseño inicial, considerado demasiado radical en su momento, pero resucitado unas épocas después. Gracias NIKE!

Fuente: Nike.com