photo DSC_0016copy2_zps0a74ace6.jpg

Cuando llega el fin de semana es obligación disfrutarlo al máximo. Uno de mis lemas que le digo a mis clientas los sábado a las 14 hrs, que me piden que cierre más tarde, es: tengo una vida que vivir. Y me encuentran la razón.
 Por eso me encanta dedicarme durante toda la semana a full a mi trabajo, pero los fines de semana en Conce y con días tan lindos como los recién pasados, aprovecharlos a más no poder.
 Hoy les voy a mostrar 3 lugares que pueden visitar, entre otros muchos que rodean nuestro lindo Concepción. En esta temporada mi fanatismo es con la playa, si que disfrutamos mucho estos días del mar, con chapuzón incluido, se mueren lo rico que estaba, me metí con todo!
Soy bien aperrada para mis cosas, me encanta la vida al aire libre, ojalá lo más “al lote” posible y sin lujos. Prefiero mil veces un asado en la playa que una salida a comer a un restorant, por ejemplo.
Por eso empezamos con un asadito en la desembocadura. Es tan grande, que pueden descubrir muchos lugares para “instalarse”. En Rocoto la vista es impagable. Compramos hace un par de años una mesa plegable que es lo máximo y también tenemos un bolso de camping con todo el equipamiento necesario. Fue una buenisima compra.

 photo DSC_0003_zps62cdd078.jpg photo DSC_0017copy_zpse66ad8b8.jpg

Después nos escapamos a Chome, una caletita pequeña que queda muy cerca de la desembocadura, hay que desviarse como para ir a Ramuntcho. Antiguamente aquí había una Ballenera, donde hoy están las ruinas de lo que fue (una buena locación para una producción de moda).
Estuvimos hablando con un pescador que nos contaba que todavía andan ballenas por ahí. Sin esperar ver nada, tuvimos las maravillosa suerte de ver como salía el aire por su “espiráculo” o el clásico chorro de agua que expulsan al respirar y  también vimos algo de su cuerpo. Fue increíble!
Les recomiendo este lugar para relajarse y sentarse a mirar el mar (priceless).

 photo DSC_0062copy_zpsc2e13d39.jpg  photo DSC_0049copy_zps20de01af.jpg

 

El domingo fuimos para otro lado de la costa, hacia Cocholgue, una de mis playas favoritas desde pequeña. Recuerdo que con mi mamá ibamos siempre, debe ser por eso que le tengo tanto cariño.
Pasamos a comprar mariscos a Tomé (claramente no para mi, por que no como). Instalamos la mesa que les hablé en la playita al lado de las rocas, y almorzamos al aire libre. Esto si que es impagable y un panorama perfecto.
No tenia planeado ni bañarme, ni tomar sol pero lleve traje de baño y vestido, si que el panorama mejoró con creces inesperadamente. Siempre que llega octubre y me meto al mar me siento satisfecha y siento que cada vez el verano es más largo.
Me voy pero les cuento que este fin de semana que viene es largo y espero que lo pasen increíble, recorran nuestra zona y vayan a la playa a broncearse, mucho cuidado con el sol, quedé roja!!!! Pero hoy ya tomando color. Disfruten mucho!

 photo DSC_0085copy_zps32306198.jpg

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.