Sobre Ser un Referente

¿Cómo sentirán las embajadoras nacionales de la moda, cuando ven sus pelos imitados, sus zapatos en serie, sus prendas de marca como imitaciones, en chicas que quieren aspirar a “sentirse a la moda”?

Hablo de Bloggers chilenas emergentes como; Macarena Jimenez, Camila Santa Ana o Trini Id. Las más conocidas en el medio, y que se han convertido en verdaderos referentes de la moda.
¿Se sentirán alagadas o molestas? Porque gracias a estos referentes, hoy en día la moda es fugaz y hasta una case de papas fritas, llega a regiones y se multiplica como parásitos.
Cada vez nos alejamos más de la originalidad, porque la que está al lado, siempre va querer lo mismo que tienes tú. Un tema de inseguridad y de identidad, que para mi, es terrible.
Admiro ver como a “Twin Birds” todo se le ve bonito, tiene percha, todo lo que compra, elige y combina, le queda increíble. Pero nunca compraría la case de Moschino, por ejemplo, por que son objetos o accesorios que nacen muertos con la lápida de lo masivo. Aun así admiro como bloguera a Maca Jimenez, porque es rápida e inteligente para vestir.
Es simple, muy subjetivo pero debatible… ¿Por qué queremos lo que tiene otra persona, por qué queremos ser como ella? Yo evito comprar, hacerme y disfrazarme de otra persona. Siempre he querido diferenciarme y ¿por qué me gustaría andar igual que las personas con las que convivo diaramente? No tiene sentido.
Encuentro mucho más válido tomar referentes extranjeros que están lejos de mi kilómetro cuadrado y si me gusta algo, lo adapto a mi estilo. Como idea.
Para las que estamos siempre pendientes de esto, sabemos cuando alguien lo hace, tiene o compra primero que una ¿Por qué copiarlo a propósito?
Lo importante, es empezar por descubrir nuestra verdadera identidad. Por que probablemente, lo que luce bien en otra, no va lucir igual en ti. Mientras no haya una identidad definida, siempre va existir la copia.
Con lo entretenido que es trabajar en nuestra propia imagen cuando nos inclinamos hacia la moda. Hay un sin fin de estilos, yo ya encontré el mío y no me gusta verlo imitado.